Coches teledirigidos y Maquetas Alfa Romeo

En Italia, Alfa no es la primera letra del alfabeto griego, sino la abreviatura  de Anonima Lombarda Fabbrica Automobili, que se estableció en 1906, en Portelo, en los suburbios de Milán. Su primera actividad fue la construcción de los automóviles Darracq, bajo licencia francesa. Los negocios no eran excesivamente boyantes al comienzo de la I Guerra Mundial, pero un joven ingeniero, de nombre Nicola Romeo, se interesó en la empresa y añadió su nombre a la firma, que paso a denominarse Alfa Romeo

El prestigio de la empresa comenzó a tomar consistencia después de la Gran Guerra, fundamentalmente en las pistas de competición, con su modelo P2, de dos plazas. Incorporaba un motor de dos litros, con doble árbol de levas en cabeza, ocho cilindros, con compresor y lubricación de carácter seco.

Fue conducido por pilotos de la talla de Ascari, Campari y Mazetti, y una serie de victorias consecutivas le permitió conseguir el campeonato del mundo de 1925. Sin embargo, Alfa Romeo en aquella época todavía no había comprendido que un buen automóvil de sport debería tener la concepción de un automóvil de competición modificado y no la de un automóvil de turismo potenciado, presentado en 1925 como modelo deportivo el RLSS de tres litros, una variante de los automóviles de turismo Alfa 15-55, de cuatro cilindros, y 21-70 y 22-90 RL, de seis cilindros.