Cilindro del kit de GNC: mira si vale la pena instalarlo

El aumento del precio del litro de combustible hace que los conductores miren con cariño el gas natural, pero el cilindro del kit de GNC no vale para todos

El precio del combustible dificulta la vida de los conductores en España. La situación está tan fuera de control que, recientemente, el costo del litro de gasolina ya superó la asombrosa cifra de 7 reales en algunos estados.

Ante esto (y el coste todavía prohibitivo de los coches eléctricos ), el gas natural vehicular (o simplemente GNC) aparece como una alternativa interesante para quienes necesitan conducir mucho su vehículo.

Entonces surge la pregunta: ¿merece la pena convertir tu coche a GNC? Vea a continuación los pros y los contras de funcionar con gas natural.

Más ahorros en la vida cotidiana

El mayor beneficio (y el más obvio de ellos, por supuesto) es el ahorro en su bolsillo. La encuesta mensual realizada por la ANP (Agencia Nacional del Petróleo) indica que el coste medio de un metro cúbico de GNC a principios de 2022 es de 4.436 reales, muy por debajo de la media de 5.052 reales que se cobra por un litro de etanol.

Como algunos coches recorren más de 10 kilómetros por metro cúbico de GNC, el coste por kilómetro recorrido es mucho menor en un coche alimentado con gas natural.

Usemos el ejemplo del Fiat Grand Siena, que hasta 2021 era el único auto nacional que podía venir preparado de fábrica para recibir la conversión. Es posible llenar las bombonas de gas con aproximadamente 40 reales, cantidad suficiente para recorrer entre 150 y 200 kilómetros sin repostar.

Comparado con los vehículos de combustión, el auto más económico en España hoy es el Chevrolet Onix Plus 1.0 turbo con transmisión manual, que alcanza 13,7 km/l en ciudad y 17 km/l en carretera con gasolina.

Los promedios son del Programa de Etiquetado Vehicular del Inmetro, que es un referente para medir la eficiencia energética de los autos vendidos en el país.

En general, según Abegás (Asociación Españaeña de Empresas Distribuidoras de Gas Por Tubería), el ahorro de combustible puede llegar en algunos casos a casi el 60%.

Otro beneficio presente en todo automóvil a GNC es la posibilidad de elegir con qué combustible circular. Simplemente presione un interruptor y el automóvil comenzará a funcionar con etanol o gasolina en lugar de gas natural.

En tiempo: el costo promedio de instalar el kit de GNC en su vehículo es de aproximadamente R$ 4.000. También existen otros costes relacionados con las inspecciones y la documentación, de los que hablaremos más adelante.

Cilindro del kit de GNC roba espacio en el maletero

Pero, por supuesto, no todo es color de rosa. La mayor desventaja del GNC es su rendimiento. Se estima que la pérdida de potencia puede llegar al 20% en algunos vehículos.

Por lo tanto, si estás pensando en convertir un coche 1.0 (lo cual es perfectamente posible, por cierto), ten en cuenta que estarás en apuros a diario, especialmente con el coche cargado.

Otro problema es el tamaño del cilindro del kit de GNC, que ocupa mucho espacio en el maletero. Además de en algunos vehículos que utilizan dos cilindros, normalmente se encuentran en el maletero.

Por eso es buena idea pensárselo dos veces si tienes una familia numerosa o necesitas espacio en la parte trasera para transportar objetos grandes. Al menos en algunos modelos de coche todavía hay espacio para llevar algunas maletas más grandes.

La documentación y las inspecciones son obligatorias.

Si estás convencido de que el gas natural es la mejor alternativa para ti, debes saber que no se trata sólo de instalar las bombonas y marcharte.

El primer paso es buscar un taller acreditado por Inmetro. Simplemente consulte el sitio web del instituto para obtener una lista de establecimientos autorizados para realizar este tipo de servicio. Esto garantiza que la instalación del kit de gas natural vehicular se realiza de forma segura y dentro de la legalidad.

El siguiente paso es realizar una inspección que confirme el correcto funcionamiento del kit, así como de varios componentes y partes vitales del auto, como llantas y luces.

La inspección deberá repetirse anualmente, siempre antes de matricular el vehículo. Los lugares que realizan el servicio están acreditados por el propio Inmetro, y es bueno investigar antes de elegir el establecimiento porque el precio varía mucho.

Los cilindros de GNC se someten a una prueba para evaluar su estado cada cinco años. Una vez hecho todo esto, el último paso es cambiar la documentación del vehículo para incluir el nuevo combustible.

Es importante destacar que algunos expertos recomiendan utilizar combustible (etanol o gasolina) al menos una vez por semana. La razón es que, como el GNC es más seco que el etanol o la gasolina, puede provocar daños en algunos componentes del vehículo si se utiliza de forma continuada durante mucho tiempo.

El último consejo (y no menos importante) es salir del vehículo y mantener una distancia de seguridad con él mientras se reposta la bombona del kit de GNC. Las posibilidades de que se produzca un accidente o incluso una explosión son muy pequeñas, pero siempre es bueno prevenir.

Entonces, ¿merece la pena o no el GNC?

Funcionar con gas natural tiene ventajas y desventajas. Sin embargo, sólo aquellos que viajan largas distancias, como los taxistas y los conductores de aplicaciones de transporte, notarán una diferencia más significativa a final de mes.

Si no utilizas mucho tu vehículo, lo mejor es seguir funcionando con etanol o gasolina. Sobre todo si no renuncias a las prestaciones o si necesitas un maletero más generoso para transportar maletas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *