Etanol o gasolina: ¿cuál vale más la pena repostar?

Todos los automóviles de combustible flexible pueden funcionar con etanol o gasolina, ¿verdad? Pero con el aumento de los precios del combustible, ¿qué es más ventajoso? Descúbrelo aquí.

El aumento de los precios de los combustibles ha hecho que muchos se pregunten qué opción vale más la pena: ¿el etanol o la gasolina? Aunque en algunos casos ambos se mezclan, individualmente tienen una eficiencia energética muy diferente.

En general, el etanol produce menos energía que la gasolina. Este menor rendimiento ronda el 30%, lo que puede generar una diferencia notable para el consumidor, dependiendo de la ciudad y de los precios que cobran las gasolineras.

Históricamente, los coches propulsados ​​por etanol siempre han gastado más que los propulsados ​​por gasolina. Sin embargo, con la posibilidad de tener un coche flex-fuel en el garaje, mucha gente empezó a revisar sus facturas cada vez que iba a repostar. Como cada combustible tiene una estructura de precios diferente, siendo el etanol siempre el más barato, los conductores muchas veces dejan de calcular y simplemente apuestan por él.

Algunas gasolineras, para ayudar al consumidor, empezaron a poner la diferencia de valores en porcentaje, indicando si el alcohol es más o menos ventajoso en relación a la gasolina. Sin embargo, aún existen dudas sobre si la regla del 70% de ventaja para la gasolina se aplica a todos los vehículos.

Al fin y al cabo, ¿cuál es más barato?

Este cálculo para saber si el etanol es ventajoso o no sobre la gasolina es sencillo: basta dividir el precio del litro de etanol por el de la gasolina. Si el resultado fue inferior a 0,7, el etanol es la mejor opción, pero si es superior, opta por la gasolina.

Imaginemos que el precio de los derivados de la caña de azúcar cuesta R$ 5,00 y el de la gasolina cuesta R$ 7,00. Haciendo cuentas, el resultado será 0,714, resultando así una ventaja para la gasolina.

Sin embargo, hay otro factor importante para complementar este cálculo: el consumo de combustible de cada coche. Si tomamos como ejemplo el Chevrolet Onix 1.0 MT, la media en uso urbano es de 9,9 km/l (etanol) y 13,9 km/l (gasolina).

Dividiendo 9,9 por 13,9 llegamos al número 0,71. Por tanto, si el alcohol te cuesta el 70% del precio de la gasolina en tu gasolinera preferida, puedes repostar tu Onix con tranquilidad, ya que estarás teniendo una ventaja económica. Pequeño, pero existente. Si el alcohol cuesta el 71% de la gasolina, no importa, y si cuesta el 72% o más, estás en desventaja.

Este cálculo cambia según cada vehículo, por lo que, además de los precios del combustible, también hay que tener en cuenta el consumo de cada modelo a la hora de repostar etanol o gasolina.

Aumento de los precios del combustible

Según datos del Índice de Precios Ticket Log, la gasolina cerró el año 2021 con un incremento del 46,7% respecto al 2020. En tanto, el etanol mostró un incremento del 56,5% en el comparativo entre diciembre de 2021 y el mismo período del año anterior.

En el último mes de 2021, la gasolina costó en promedio R$ 6.890, es decir, un 46,7% más cara que el mismo mes del año anterior, cuando costó R$ 4.696. El etanol cerró diciembre del año pasado a R$ 5,779 por litro, un 56,5% más que en 2020. Y se espera que el aumento de precios continúe, ya que en enero de este año se anunció otro aumento de precios.

Hay varias razones que están provocando que los surtidores muestren valores altos, principalmente en España, pero el aumento de los precios de los combustibles es global, ya que hay baja producción precisamente en un momento en que el consumo mundial vuelve a crecer rápidamente, después de años de pandemia, donde la gente no utilizaban sus coches con normalidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *