Etiqueta de neumáticos: descubre qué significa esta información en los coches

¡Comprenda la etiqueta obligatoria de los neumáticos, qué significa, cómo utilizarla para elegir el mejor neumático y mucho más!

A la hora de elegir un neumático nuevo para tu coche , seguramente te habrás dado cuenta de que hay una etiqueta de neumático que indica algunos datos y una escala de letras de colores, que van de la A a la G, ¿verdad? Esta información es sumamente importante para que puedas realizar el mantenimiento del auto .

Pues bien, aunque muchos compradores -e incluso profesionales- no prestan atención a este detalle, dicha etiqueta es obligatoria y contiene datos y especificidades de ese neumático, que fueron fundamentales para su homologación de calidad y seguridad.

Y si ya te has dado cuenta de esto, pero no tienes idea de cómo leer la etiqueta de los neumáticos o quieres comprender mejor cómo funciona esta báscula, en esta publicación te brindamos consejos e información útiles sobre el tema. Entonces, sin más preámbulos, vayamos directo al grano. ¡Buena lectura!

Al fin y al cabo, ¿qué es la etiqueta de un neumático?

La etiqueta de los neumáticos es una norma Españaeña que todo fabricante está obligado a cumplir, incluida en sus productos. Su objetivo es transmitir información básica sobre el rendimiento, la seguridad y el medio ambiente de ese material.

De esta forma, esta etiqueta proporciona al comprador datos esenciales sobre tres aspectos del producto: resistencia a la rodadura, ruido externo y agarre en mojado.

Esta obligación comenzó con la creación del PBE, o Programa Españaeño de Etiquetado, que pasó a incluir neumáticos automotrices a partir de 2018. El programa fue establecido por Inmetro con el objetivo de reforzar la calidad de los productos y mejorar la transparencia de la información necesaria del fabricante. .

Así, a partir de entonces, todo neumático radial nuevo para turismos, vehículos comerciales ligeros, autobuses y camiones deberá contar necesariamente con la denominada Etiqueta Nacional de Conservación de Energía, la ENCE.

¿Y cuáles son los criterios para el etiquetado de neumáticos?

Como destacamos, el PBE considera 3 factores esenciales a la hora de evaluar este etiquetado de neumáticos, que son:

  • resistencia a la rodadura;
  • ruido externo;
  • agarre en carreteras mojadas.

Por lo tanto, para comprender mejor cómo funciona esta evaluación, hemos separado algo de información de cada una de ellas a continuación. ¡Verificar!

Resistencia a la rodadura del neumático

El primer punto evaluado para otorgar la etiqueta de neumático se refiere a la resistencia a la rodadura del material. Pero antes de empezar, cabe mencionar que esto no significa señalar cuántos kilómetros “recorrerá” el producto en la práctica. ¡Por lo contrario!

La idea de este elemento en la etiqueta del neumático es simplemente categorizarlo según su rendimiento de rodadura. En otras palabras, en la práctica, cuanto menor sea la resistencia a la rodadura, más eficiente será el neumático.

Al fin y al cabo, esto genera más economía de combustible y menos “esfuerzo” para el vehículo.

Pero veamos una explicación un poco más técnica. La resistencia a la rodadura es la fuerza que se aplica al giro de la rueda, y ésta influye directamente en el diseño, peso y compuesto de la banda de rodadura.

Es decir, cuanto más “resistente” sea el neumático a rodar, más energía demandará al vehículo, consumiendo así más combustible y fuerza motriz, además de emitir más gases contaminantes.

Ruido externo

Otro criterio para evaluar la etiqueta de los neumáticos se refiere al ruido que provoca el material cuando el coche se mueve.

Cuanto más ruidosos (calculados en decibeles – dB), menos eficientes son los neumáticos según el PBE.

Según los criterios del programa, la clasificación del ruido debe cumplir con los siguientes límites de decibeles:

  • Vehículos de pasajeros: 75db
  • Vehículos comerciales y utilitarios ligeros: 77 dB
  • Vehículos pesados ​​(Autobuses y Camiones): 78dB

Agarre en carreteras mojadas

Finalmente, otro criterio considerado fundamental en la etiqueta del neumático, y que está directamente relacionado con la seguridad añadida en la conducción del producto, es la adherencia del material a la carretera mojada.

Según el programa, cuanto mayor sea la capacidad de agarre del neumático en estas condiciones, más corto será el recorrido del vehículo en caso de frenada, aumentando así los niveles de seguridad y estabilidad en curvas y bajadas.

Pero, ¿cómo identificar y leer la información de la etiqueta del neumático?

Como destacamos al principio, a pesar de ser obligatoria y estar presente en todos los productos nuevos, la etiqueta del neumático muchas veces pasa desapercibida a ojos de los consumidores e incluso de muchos profesionales.

Sin embargo, identificarlo y comprender la información presente es más simple (y fundamental) de lo que uno podría imaginar.

Por lo general, estas etiquetas van adheridas al neumático nuevo y tienen escalas, colores y símbolos fáciles de identificar.

Empezando por el primero, el rendimiento rodante, siempre tendremos una escala de la A a la G, con colores que van del verde claro al rojo oscuro. Cuanto más claro y cercano a A, es señal de que ese neumático es más resistente a la rodadura, más económico en consumo de combustible y, en consecuencia, más sostenible.

Justo al lado está la escala de agarre en mojado, que también sigue el mismo patrón de la A a la G, pero ahora sin colores. Sin embargo, la línea de razonamiento es la misma, es decir, cuanto más cerca de A, más adherente es el material.

Finalmente, en la parte inferior de la etiqueta del neumático, se encuentra el nivel de decibeles que provoca el producto durante la rodadura, siempre representado por la imagen de una rueda y ondas sonoras.

¿Cuáles son las ventajas de esto para el mercado del automóvil?

La etiqueta del neumático es un factor fundamental en la calidad del producto a instalar en el vehículo. Pero más que eso, por parte de los fabricantes, existe un compromiso con la seguridad y el rendimiento de sus soluciones.

Del lado del consumidor, esta práctica le permite comprender mejor en qué tipo de material invertirá y cómo esto puede influir en su manejabilidad, economía y contribución al medio ambiente.

Para las empresas, la etiqueta del neumático también sirve como diferenciador de calidad y refuerza la imagen del fabricante en el mercado, ofreciendo una comunicación más transparente y productos más destacados.

En resumen, estos son algunos consejos esenciales sobre la importancia de la etiqueta del neumático y cómo identificar correctamente la información allí presente, aumentando así tus próximas evaluaciones al momento del cambio y valorando la mayor calidad, economía y seguridad de tu vehículo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *